Aunque aún no es una asignatura obligatoria, ya existen algunos colegios del país que cuentan con la Robótica Educativa como una asignatura más entre las regladas, debido a que aportan grandes valores a los más pequeños de la casa.

Vamos a indicarte cuáles son los 10 motivos por los que aprender Robótica Educativa:

  1. Trabajo en equipo. A través de las clases de Robótica Educativa los más pequeños de la casa aprenderán y verán la importancia de trabajar en equipo. Los niños deberán organizarse, dialogar y plantear soluciones en equipo, respetando las opiniones del resto del grupo y ceder o defender sus ideas en cada momento.
  2. Desarrollo de la lógica y crítica. Al asistir a una clase o taller de Robótica Educativa, la mente del niño permanecerá en contante funcionamiento, preguntándose cuestiones difíciles de resolver y buscando la lógica para encontrar soluciones coherentes y válidas.
  3. Pensamiento computacional. Una de las diferencias principales entre la Robótica Educativa y otras clases extraescolares es que, en los talleres de robótica los niños aprenden a resolver problemas, fragmentándolos y buscando la mejor solución o respuesta para cada parte.
  4. A través de las clases y talleres de Robótica Educativa, nuestros hijos aprenderán el valor del esfuerzo. En los talleres de Robótica Educativa queda más que demostrado que sin dedicación no hay resultados. No solo los más pequeños de la casa se percatarán de ello, sino que además, los profesores se encargan de transmitir este valor.
  5. Gestión del tiempo. Durante el desarrollo de un taller de robótica se plantean varios retos, que los niños deberán solucionar en un periodo de tiempo determinado. Con esta política los jóvenes junto a sus compañeros de grupo, aprenden a gestionar el tiempo disponible, aprovechándolo al máximo, de manera productiva y eficaz. Aunque pueda parecer un reto, los niños lo interpretan como un juego.
  6. Gracias a la forma en la que se organiza una clase de Robótica Educativa, los niños adquirirán mayor capacidad para resolver problemas. A medida que avancen en la resolución de sus ejercicios, adquirirán mayor rapidez a la hora de enfrentarse y solucionar nuevos retos, desarrollando una capacidad extraordinaria para afrontar cualquier obstáculo de la vida cotidiana.
    Está más que demostrado que, los niños que aprenden Robótica Educativa son capaces de analizar fríamente los problemas, fragmentarlos y encontrar una solución eficaz de forma rápida.
  7. Gracias a las clases de Robótica Educativa los jóvenes alumnos entenderán una nueva forma de marcarse objetivos para la vida. Marcarse metas supone una gran motivación y gracias al esfuerzo aprendido en las clases de robótica, los pequeños tendrá mucho más claro cuáles son los objetivos a conseguir y cómo dar con ellos. Y no solo hablamos dentro de las clases de Robótica Educativa, sino también en su día a día.
  8. Desarrollo de la creatividad. Como hemos indicado anteriormente, en el punto 2, en los talleres de Robótica Educativa se desarrolla la lógica, pero sin dejar atrás la creatividad. La lógica en ningún momento está reñida con la creatividad.
    En los talleres de robótica la imaginación sigue siendo un punto importante e imprescindible. En el momento en el que se plantea un problema, el niño tiene que buscar la forma de solucionarlo, poniendo en juego su imaginación, hasta encontrar la solución final. El niño hará uso de la imaginación y la lógica para encontrar la solución más acertada.
  9. Gracias a los talleres de Robótica Educativa, los más pequeños de la casa concebirán la ciencia y la tecnología desde otra perspectiva, mucho más divertida que la que se ofrece en los libros. Abrirán su mente a un apasionante mundo lleno de retos, donde la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas estarán presentes de forma amena e incluso, entretenida.
  10. Un futuro lleno de posibilidades. La Robótica Educativa marca a las nuevas generaciones, dotando a sus alumnos de una nuevas habilidades para la toma de decisiones y para enfrentarse a nuevos retos. Con una buena base y una formación continúa, los jóvenes pueden llegar a encontrarse y aprovechar oportunidades laborales que de otra forma no podrían acceder, aportándoles grandes experiencias en su futuro.

Hasta aquí, hemos expuesto cuáles son los 10 motivos por los que aprender Robótica Educativa. Ahora que ya los conoces… ¿a qué esperas para apuntar a tus hijos a un taller de robótica?