Tras un completo desayuno polaco para coger fuerzas, nos hemos unido al grupo de Rumanía para subir al autobús que nos ha traído hasta RoboRAVE Polonia. Tras ver las instalaciones y al resto de equipos, hemos ocupado dos mesas para empezar a trabajar.

Entre prueba y prueba hemos podido conocer a gente nueva, de dentro y de fuera de la competición, además de nuevos proyectos.


The Polarizers y Las Bellotas, nuestros dos equipos, han conseguido quedar de los primeros en la prueba de SumoBot, y hemos sido los primeros en participar en la prueba del fuego mientras el resto seguía con la construcción y la programación. Pero nada está decidido, todavía quedan muchos intentos para puntuar.


La organización y el colegio en donde está teniendo lugar RoboRAVE Poland ha tenido el detalle de hacer una inauguración en tres idiomas, agradeciendo a los equipos extranjeros la asistencia y participación.


Y para acabar el día, tras recoger el equipo, hemos ido a Gdansk a conocer la ciudad gracias a Karolina, una guía polaca que nos ha llevado por los recovecos de la ciudad antigua y sus canales. No podía faltar la foto en las letras de la ciudad de Gdansk.


Pero como el día no ha sido suficientemente largo, hemos vuelto a trabajar hasta tarde (y hablar un poquito sobre el día). ¡Mañana último día de RoboRAVE Polonia!