Hoy los más pequeños siguen jugando con las posibilidades de programación de Sratch. Una de las tareas de hoy es recrear el juego de la rana que cruza la carretera, tiene que esquivar el tráfico y llegar sano y salvo al otro lado.

Pero para los más expertos, este es el último fin de semana antes de la RoboRave Polonia, y los prototipos deberían estar en su versión final. Están surgiendo muchos problemillas de última hora, y las soluciones pasan por tener muchos destornilladores, usar el soldador para unir cables, y retocar las programaciones. Menos mal que tienen toda la tarde para solucionarlos. Por ahora, la prueba más temida es la del fuego y las velas (Fire Fighting).